Pure Wood

Conocí a un viejo ebanista gruñón y minucioso. Un día, entre las palabrotas que mascaba entre dientes, le oí decir: “Todos los que no trabajan la madera son unos cabrones”. Yo diría: todos los que trabajan la madera son unos señores. (Celebraciones, Michel Tournier).

Fuego, esculturas, instrumentos, herramientas… todos han necesitado de la madera para que el humano consiga crear su propio destino. La madera es insustituible, y va unida a la historia de la humanidad. Su calidez y la nobleza de su comportamiento, han convertido a este material nacido de la naturaleza, en el preferido de artistas y artesanos. Nosotros lo hemos convertido en el eje de nuestra fabricación, y a él le debemos el poder crear nuestros exclusivos boards y Skates.

La madera es un diario de nuestra historia. En sus anillos podemos descubrir el paso del tiempo. Muy pocas veces nos paramos a reflexionar cuantos años necesita un árbol para fabricar esta materia orgánica. Lluvias, sol y la erosión que produce el viento, junto a la intervención de animales que buscan cobijo y en ocasiones la desafortunada acción del hombre, marcan la huella de lo que será en un futuro el aspecto de nuestros Longboards y Skates.

Cuando en Long Days trabajamos con la madera, lo estamos haciendo a la vez con un material noble que no necesita prácticamente tratamientos artificiales. El poder utilizar un producto de la naturaleza que ofrece un comportamiento estable a lo largo de su vida, es un valor importantísimo. Cuando trabajamos con objetos que pretendemos mantener por muchos años, elegir un material, marca la diferencia entre lo aceptable o lo excelente. Y nosotros queremos que cuando alguien adquiere una de nuestras tablas o boards, tenga un pequeño fetiche que dure mucho, mucho tiempo. Por ello queremos transmitirte que poseer un “Long Days” es ser propietario de un board atemporal. No sólo mantendrá sus propiedades por muchos años, si lo tratas bien y lo cuidas manteniendo nutrida su madera, mejorará con el tiempo.

Cuando diseñamos una de nuestras tablas, combinamos las maderas para que el conjunto de las características que suman entre ellas haga que la tabla adquiera el comportamiento óptimo. La rigidez o flexibilidad, la ligereza o densidad que tengan son equilibradas entre sí. El desconocimiento de lo que significa una tabla Old School hace que algunos quieran compararlas a otras fabricadas con materiales sintéticos o compuestos que ofrecen características más técnicas. Una tabla Long Days no pretende sustituir a uno de esos boards, más bien lo que hace es ofrecer a los riders la posibilidad de redescubrir de nuevo las primeras sensaciones de este deporte. Comprender esa filosofía es lo que hace disfrutar plenamente nuestros Skate y Longboards.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *